Prólogo de ” Asesinas mi amor con plumas de ángeles” de Veronique de Miguel

María Raquel Bonifacino llega a mis ojos una tarde de principios de enero, hace
calor y hojeo por vez primera sus versos libres y ligeros pero tan cargados de significados
y matices como los que tienen el amor y el desamor, la celebración y el
desencuentro. Inmediatamente olvido todo lo que me rodea y me sumerjo en otro
mundo de femineidad rotunda pero nada sobrecargada.
Sutil es la palabra.
Me quedo prendida de las esquinas de sus poemas que se me antojan de pluma, de
brisa, de suspiro y de aliento.
Vuelvo hacia atrás, a desandar lo leído y buscar más pistas. Encuentro, entonces
el rastro de unos ojos verdes dueños del tiempo de la autora y de su persona misma,
descubro un código sublime y la más femenina e inteligente pasión, sutil y brutalmente
honesta.
Si hay poesía de amor que camina por sí sola es la de Raquel Bonifacino. Sin
esfuerzo se cuelga de los labios, y la tentación de sorber sus rimas sin corsé es tan
refrescante como descubrir que se puede caminar sin zapatos.
“privaticemos el amor querido amante” escribe esta autora uruguaya con la sensatez
más bella.
Sutil es la palabra.
“Asesinas mi amor con plumas de ángeles” es exactamente eso, la narración sedosa
de un amor real y pulsante que no muere nunca a pesar de las heridas. Para
lectores que disfrutan de la libertad y desechan los prejuicios y las normas en todas
sus acepciones. Cuando las mujeres escriben como lo hace Bonifacino, no queda
sino susurrar los versos y encontrar nuestras verdades propias reflejadas en sus
espiraladas letras.
Sutil… y universalmente intrínseca.
Y después… solo leer y releer para aprender a amar.
Veronique de Miguel

Veronique de Miguel
Social Media Manager & Editor Puritan’s Pride Spanish
Writer for Voxxi.com
Editor Mamiverse.com

Dirección Mecenas XXI
Blogger for Parejas.about.com
Mujer Latina Online (Políticamente Incorrecta)

Premios Literarios

Premios Literarios

Certámen Nacional de Poesía 1982

Poema “No sé si lo sabrás”

Poema “Pido la Palabra” 1989

Poema “Mi hijo” 1989 Trece Artistas

Poema V 1993

Delmira Agustina 1988,

Blixen 1988,

Torres de los Panoramas 2000,

J H y Reissing 1999,

el escritor Enrique Estrázulas opina en el prólogo de “Amar Asi”:

El eterno tema del amor- con sus variantes- es abordado aquí con erotismo y serenidad, con fortuna y desconsuelo. Desde los desnudos hasta las fuertes pasiones, pasan escenas con diseños siempre distintos como un sistema sensual de caligrafías. Y pasan también con diferentes estados del alma, con tormentos y serenidades.

No es este libro un lugar común del amor. Por el contrario. Es pasional y aborrascado como las costas lluviosas de un pais a menudo tormentoso. Y es más: es una confesión de sexo y sueño.

Existen aquí poemas luminosos, silencios, palabras que apenas emiten sonidos como el color de la ternura.

Estas variables, los sitios que con el amor laten, son distintas formas de la lírica que los versos convierten en poesía erótica.

A pesar de lo dicho, la femeneidad canta en todo el libro.

Son poemas intensamente femeninos, y se suavizan, se tornan serenos o adquieren la fuerza de lo intenso, de lo erótico. Poesía para visitar frecuentemente, para empaparse en ella. La lírica también

juega entre las líneas dándole otros entornos. Algunos versos,ciertas metáforas, ayudan al crecimiento de la poesía conceptual aunque los textos son , en su mayoría, fáciles de comprender, sencillos dentro de un vigor sutil ya señalado.

Otra constante es la entrega de la pareja en sus diversos juegos. Se explican :Amar Así tiene secretos, como toda poesía, adivinables y sombríos. Esa tarea es la del lector frente a la palabra escrita, mansa y lenta lectura con algunos pasajes pasionales. La fortaleza de este libro está en la lucidez de sus páginas, en el entendimiento de la poética con lo que quiere expresarse de principio a fin.

Enrique Estrázulas

 

EL ESCRITOR Y FILÓSOFO AUGUSTO PEREZ LINDO OPINA EN EL PRÓLOGO DE “ADÓNDE VAS DICIENDO LUNAS?”

María Raquel es una orfebre de palabras y de imágenes. Como escritora, poeta y pintora ya ha explorado ampliamente los registros de los sentimientos, de las ideas, de las experiencias humanas. En este libro nos pasea de manera elíptica y simbólica por una serie de poemas que nos llevan a distintas dimensiones de las vivencias de los deseos, de las ilusiones, de los sueños, de las insatisfacciones que nos dejan las búsquedas humanas.

A veces se pregunta “¿Cuánto te esperan las brisas/salidas del sur/de tus ideas/ inquietantes?”. Otras veces registra el avatar de las expectativas personales: “Acaso me haya ido/cuando decidas creerme/ y leerme entre calladas/ y oscurecidas tardes”.  Cada una de las vivencias evocadas en metáforas y palabras nos dejan abiertas las miradas hacia significaciones que cada lector podrá asumir de manera personal.

Este poemario nos invita a soñar pero también a percibir en sus pliegues ambiguos o complejos los andares de las palabras, de los sentimientos, de las experiencias humanas. Gracias María Raquel.

 

Augusto Pérez Lindo

 

EL ESCRITOR MARIO BORINI OPINA EN EL PRÓLOGO DE AMOR,AMOR,AMOR 2

María Raquel Bonifacino,
Poetisa más que original
Cualidad que ejerce denodadamente, sin cortapisas
Estilo inconfundible que, al decir de un cerrajero, experto
él, no hay otra llave para abrir esa puerta
Con recursos poéticos que convirtió a su alcance:
• manejo de los tiempos a deshora
• insólita conjunción de palabras en la retórica poética
• logro de ese acaso de decir lo inesperado, aquello
que esperamos secretamente
• sensibilidad de convertir un hecho minúsculo en una
mayúscula poética
• libertad comprensiva de infiernos y cielos amorosos
• expresión de lo inexpresable, mientras jugamos a
no saberlo
• desarrollo sin arrebatos concesivos
• versatilidad en espejo con las variaciones del amor,
su tema preferente, más no el único
• sensibilidad con perplejos detalles de la naturaleza,
que en su poesía dejan de ser irresolutos
• voluptuosidad rítmica y melódica
• final sin anticipos, hasta la palabra final que no puede
ser la última
Mario Borini
poeta, ensayista

Del libro “Del jardín a la cama”

Dos pájaros amantes
comenzaron los fuegos
lejos de las heridas
quedaron sus recuerdos
quemados por los vientos
asolaron con humos
las devastadas colinas
de las sombras
sólo terror e infierno
de aquel amor al vuelo
dos pájaros amantes
comenzaron los fuegos
los pecados surgieron
entre los pastizales
y en cenizas murieron.
Maria Raquel Bonifacino
Derechos Reservados
pintura de Claudio Lasorba

Del libro “Del jardín a la cama”

 

dos pájaros amantes

Del libro “No tientes mariposas”

CUANDO TODO SE AQUIETA

Cuando todo se aquieta

y refuerzas las voces

y acomodas las muecas

en espacios sin horas

cuando tocas tus labios

y respira tu sombra

cuando estiras tus sueños

y  caen las moras

cuando el sol

se disfraza

y las lluvias se esfuerzan

por sujetar la aurora

cuando la noche grita

bajo un cálido abrazo

sin sudores ni llantos

y se anuncia el rocío

en tu hombro inclinado

y tus ojos ocultan

de temores el alma

se despierta la vida

con los vientos del ansia.

Maria Raquel Bonifacino

Derechos Reservados

NO TIENTES

 

 

 

PRÓLOGO DEL LIBRO “NO TIENTES MARIPOSAS”

La vida es como el aletear de una mariposa generando movimientos que producirán sus efectos en el cosmos. Si agarráramos una mariposa por las alas, sería un evento desastroso, pues ellas se romperían fácilmente. Si atrapáramos una mariposa para contemplarla, lo más posible es que la veamos morir.  Tentamos mariposas todo el tiempo. Tentamos a la vida.  A su vez muchas personas interactúan con nosotros como si fuéramos de metal superresistente, como si nada pudiera dañarnos pero somos como mariposas, efímeras, libres, diurnas, nocturnas, diferentes y extremadamente frágiles.

Maria Raquel Bonifacino

NO TIENTES MARIPOSAS

 

Del libro “Se apaga la luz, se prende la historia”

Esta noche fría

sin viento norte

ni sudeste

con apuestas de pasajeras lluvias

sin golondrinas trasnocheras

ni copas rotas por olvidos

 

sin caminos marcados

por tacos rotos

ni manchados de rouge

los almohadones

con resacas

de salados aguaceros

con limosnas de entusiasmo

y un poco loco el calendario

voy a traerte en el sendero del recuerdo

amándote en el minuto de silencio

que implora mi memoria

de otras horas.

Maria Raquel Bonifacino

Derechos Reservados

esta noche fria