«Resiliencia» de mi libro «Amar así»

voy a intentar

de nuevo una mañana

rescatarme la risa

del centro del silencio,

voy a intentar

ensayar amaneceres

agotando rutinas y tristezas,

pienso que debo

improvisar las calles

el ir y devenir de tanta gente,

hacer y deshacerme

en cada paso

perder y arrebatarme

diferente.

«Esta noche» de mi libro «Amor amor amor»

te necesito tanto

en esta noche

se me vuelven

deseo

las persianas corridas,

abrazada a la almohada

rellena de esperanzas

te sueño con voz alta

y manoteo el olvido,

en la mesa de luz

sobre la cama

vacío hay un rincón

que se fuma el silencio

hay gatas que te llaman

en celo por las calles

hay voces que se quedan

haciendo sombras blancas

detrás,

 en las ventanas

escucho que tu piel

duerme desesperada

transpirada de mí

despertada por duendes,

allá lejos quizás

y cuando llueve.

EXTRAÑAS COSTUMBRES (de mi libro «Amar así»

                                       EXTRAÑAS COSTUMBRES

Argentina…

extrañas costumbres

forastero

nacidas del verso

no resuelto

quiero ver tu razón

 extendida

lamento a lamento

no lo niego

quiébrate el bandoneón

de tu espalda poeta

sin miedos

del ayer ni acuerdos

de mañana

deja que se callen las luces

que se apaguen  las calles

tu guitarra

tiene cuerdas

con alas

que no conocen de silencios.

AMANTES SERIALES

de mi libro «AMANTES SERIALES»

La historia que nos modela

Marcan nuestros gustos, preferencias y adicciones. Nos hacen creer desde niños lo que está bien o mal. Forman nuestro razonamiento social (que puede ir cambiando a medida que crecemos y recibimos otras informaciones). Sí, hablo de las costumbres sociales.

La sexualidad tiene en las diferentes culturas un elemento subyacente común: la pulsión sexual humana. A partir de ahí, las significaciones culturales han marcado una diversidad asombrosa, a punto tal que lo que es tabú en algunos puntos del planeta, en otros es la conducta natural cotidiana, y viceversa.

DE mi libro «AMANTES SERIALES»

La historia que nos modela

Marcan nuestros gustos, preferencias y adicciones. Nos hacen creer desde niños lo que está bien o mal. Forman nuestro razonamiento social (que puede ir cambiando a medida que crecemos y recibimos otras informaciones). Sí, hablo de las costumbres sociales.

La sexualidad tiene en las diferentes culturas un elemento subyacente común: la pulsión sexual humana. A partir de ahí, las significaciones culturales han marcado una diversidad asombrosa, a punto tal que lo que es tabú en algunos puntos del planeta, en otros es la conductas natural cotidiana, y viceversa.

En un vuelo

EN UN VUELO

en un vuelo

 apenas en un vuelo

 cuando tu voz encastra

 en los espacios mudos

 y se acunan

 las espigas

 en las ancianas pupilas

 de la vida

 en un vuelo

 pasa la historia

 y el cuento

 de anteayer

 que la memoria

 trueca

 por olvidos

 de amar y desamores

 cansados peregrinos

 abiertos en el viento

 del destino.

Maria Raquel Bonifacino

Del libro “Dame sinónimos de adiós”

Candombe del amor

letra MARIA RAQUEL BONIFACINO

música y voz EDUARDO DA LUZ

CANDOMBE DEL AMOR (canción)

que se sabe de la noche
que te fuiste?
que se sabe de la tarde
que volviste?
me dejaste un trago amargo
y me dijiste
que un candombe
te enredó y lo quisiste
tus piernas se agilizaron
y tu sangre enloqueció
la noche se hizo tambores
y plegaria el corazón
se arrodillaron tus musas
y se quebró la razón
al ritmo de ese candombe
candombe de único amor
«que se sabe, que se sabe
que se sabe??
de esa noche que bailaste con pasión
que se sabe que se sabe que se sabe
son las lonjas que se unieron a tu voz»
que se sabe que se sabe que se sabe
tamboriles que enamoran la canción
solitarias caderas repicando
y la música amando a una ilusión
que se sabe que se sabe que se sabe
que se sabe del candombe único amor
que se sabe que se sabe que se sabe
no te vayas que el candombe comenzó.

Thanks

por Maria Raquel Bonifacino

 

“Thanks”, even though it is a simple word,  has great power.

Saying thanks, you can get  a smile to make people feel happy.

Many times because of shyness or embarrassment, we don’t say: thank you.

With our family, relatives or friends sometimes we argued in an angry way and maybe we have never told them how grateful we were for their words or actions. In spite of that we have fought for different opinions, without understanding that these issues made us wiser we should thank them as much as we can for being in our life.

We have to thank every day for living and to be able to enjoy beautiful days, good books or a walk, because there are many lives that cannot do it, many lights of life leaving our world before being able to shine, we must be grateful for studying or learning day by day and above all thanks to those who helped us to make it possible.

We don’t realize the days run so fast and we maybe haven’ t enough time to thank people who helped us along the way.

Gratitude is one of the paths to happiness

As the song says: Thanks to life, which has given me so much…

I wish we had more time to say thank.

yoo7

En este circo (del libro: «Ambigüedades de tu amor, un tango y un candombe»)

en este circo

 representante

 de encuentros payasescos

 medio de noche

 casi de día

 sobre la niebla

 de ciudad lejana

 te encuentro

 total, desprotegido

 en cuclillas

 rezándole a dioses

… padre nuestro…

 y abofeando

 al cielo

 en el hambre

 de los acontecidos.

Maria Raquel Bonifacino

Cuando caigan las nieves

Cuando caigan las nieves

congelare´mis noches

en esperas de lunas

bajo arboles grises

quedarán los alientos

de mariposas libres

con sinfonías pálidas

y desgaste de vuelos

y cuando no precisen

de las miradas lentas

 que consuelan el tiempo

cerraré mis ventanas

en ambientes de leños

aguardando un poema

cantado entre susurros

y veré que mis manos

calientes y precisas

enamoran tu boca.

Maria Raquel Bonifacino

Han enloquecido las campanas

Han enloquecido

las campanas

Fragmentan el aire

con sus frágiles tañidos

Sueltan las voces

de los inconclusos

amantes escapados,

especialmente salvajes,

de amores nunca

arrepentidos.

Han enloquecido

las campanas

y el despertar obliga

al condolido.

———————————

DEL LIBRO “CUANDO NO TE AME”

Derechos reservados

Maria Raquel Bonifacino

Recuerdos

recuerdos

se aflojaron los recuerdos
y fueron preñando al camino
de varicosas sendas,

atrás quedo
la zona caliente

de las leyes de olvido

el viento
compagino historias
que quedarian prendidas
de telarañas
pintadas
como salvajes bosques
de engañosos
abriles.

Maria Raquel Bonifacino

del libro «Juraré ante tus sábanas»

About designer Graham Hill

by Maria Raquel Bonifacino

Grahan Hill promotes small spaces as if this is the solution to being happy.

Since the beginning of humanity, man has sought new spaces expanding from Africa to the rest of the planet. From caverns to hotels built of ice, from tents in the desert to floating houses, from igloos to mountain peaks, human beings have adapted to living in any space and place, even in those most extreme and odd.

Happiness does not depend on the size of the space where we live because, it does not come from the outside to us, conversely, it is born in our soul and mind, subsequently, is projected to our habitat, deeply influencing it. In times of pandemic, we become aware of the importance of housing space and even more so if we have children, pets or both.

In TED s video He asks : Would having fewer material things make us more miserable?

The answer would be determined by the type of work that each person does and the kind of material they accumulate.

We live in societies subordinate to the economy, many people have made their fortune based on the purchase and sale of waste materials such as plastic, cardboard and glass, among others, and garbage is used to create compost and it is a great experienced entrepreneurship in Norway and Holland.

In conclusion, we do not have the character of bees to settle for living in a honeycomb we are more like birds for that reason it does not matter if the cage is made of gold, we will be much happier in open spaces.

Two of the writer’s mantras are “small is sexy” and “think small”. As far as I am concerned, our hearts must be sexy, our thoughts big and minds open because, we don’t need people with small thoughts and boring hearts.

No sé

del libro «Usuarios de un otoño»

No sé como tu extraña

mirada entristecida

se apoderó de noches

silentes

y coronas vacías.

Como tu espalda

curtida por desdichas

aventuró destinos

en mares extranjeros

con coplas pasajeras

de soles desmarcados

y como con tu ausente voz

lograste multitudes

reclamos en las márgenes

de tu algoritmo

sin marcas ni conceptos

y con tu eterna niñez

tan desolada

combatiste

los viejos arquetipos

de únicos preceptos.

Del libro «No tientes mariposas»

mariaraquelbonifacino

cuando marzo

se apaga en tu pelo

y enciende las llamas

de hojas perdidas

y respiran los vientos de otoño

el sur de mi esquina

bordeada de mares

amanezco enredada

en tus brazos

pidiéndole a marzo

congelar la vida.

Maria Raquel Bonifacino

Derechos Reservados

del libro no tientes mariposas

Ver la entrada original

Existen las verdades

del libro «Usuarios de un otoño»

Existen las verdades

provisorias sabidurías

que transcurren,

explicaciones que incurren

en sencilleces,

son independientes

de amistades

cubiertas de sostenidas

llegadas

a la nada,

experiencias de perfiles,

de creencias,

actos adictos

de nosotros

los predecibles

y vanos

investigadores

humanos.

Hoy, lanzamiento mundial «Usuarios de un otoño»

«Usuarios de un otoño»

Son historias reales y a veces fantásticas que sorprenden al lector por la fuerza de la imagen y del sentimiento. Encontramos hilos que van tejiendo el sentido de este libro que satisface al mas ávido buscador de emociones. Desde la ternura de una joven pareja a la dramática percepción de mundos paralelos nos encontraremos con que la vida es mucho mas de lo que percibimos. Maria Raquel Bonifacino ha sorprendido a escritores y lectores por su capacidad de dominar las palabras y transformarlas en imágenes tan fácilmente y refrescantes  como un aire de primavera.

Felicidad

La felicidad es igual a tener un buen cuerpo: Es un ejercicio y perseverancia diarios.Para poder mantener la felicidad en nuestras vidas, debemos ejercitar a diario nuestra Inteligencia Emocional y Creativa, como lo haríamos con nuestro cuerpo entrenando cualquier actividad deportiva. Perseverancia y entrenamiento. Escuchar menos noticias y escuchar mas nuestros sentimientos.

Viajar

por Maria Raquel Bonifacino

viajando, veo, leo, escucho y siento discriminación en todos lados,

discriminación social, religiosa, de género, etaria, de razas, de modas, de cañones de belleza, intelectual, etc.

Nadie se salva de ser discriminado, la discriminación desgarra la delgada tela social, además de otras costumbres y usos que nos dividen permanentemente. Siempre tenemos la opción de maravillarnos de las diferencias, amarlas y comprenderlas.

Amo (del libro «NO TIENTES MARIPOSAS»

amo
tu soledad
impedida
de otros cuentos

teorías que transforman
entidades

como amo
el aliento
de mieles y canela
que ocupan tus mañanas
de semillas y lluvias otoñales

amo las condiciones
sin páginas ni tratos
ni fingidos contratos
por apuros
de amores

amo tu espalda
dorada por el tiempo
y acodada en embrujos
de noches sin retornos

amo tus labios húmedos
de palpitante verso
y notas musicales

tu espíritu enfundado
en rebeldes caminos
y complicadas rutas
contramano
y amo tu terquedad
y negación de ocasos
cuando se vuelve azul
el horizonte
tardío de mayúsculos
abrazos.


Maria Raquel Bonifacino
del libro «No tientes mariposas»

@derechos de autor


			

Las esquinas del fuego

LAS ESQUINAS DEL FUEGO


las esquinas del fuego

nos tatuaron las sombras,

esquivos los fantasmas

durmieron

tras las telas colgadas

de los leños mojados de febrero,

no hubo arrepentidos

solo tristeza abierta

a sociales eventos

resaltando las voces

de las calladas

arañas de lo incierto.

del libro «Cuando no te ame»

Maria Raquel Bonifacino

Derechos reservados

Sonaban tambores

SONABAN TAMBORES

Sonaban tambores
lejos,
acompasados
con quejas
de esquinas
de bolsillos rotos
bajo la piel
repicaban en sangre
encendiendo los fuegos
sin números
sin letras
sin mangas de artificio
ni garantías de danzas
se autorizaba la memoria
y me oculté tu nombre
forzándolo
en la fuga
del recuerdo.

MARIA RAQUEL BONIFACINO
Del libro «A donde vas diciendo lunas»